FANDOM


Amigos por siempre: Capítulo II
Creador Laucha_Sa
Web
Anterior Amigos por siempre
Siguiente
Datos Más datos

Un día nuevo en Los Santos, un día frío, lluvioso. Jimmy se levanta, confundido por los sucesos de la última noche. Al intentar ubicarse, se sorprende por no ver a Roger. Empieza a recorrer el motel hasta que en la salida, lo encuentra.

Jimmy: Diablos Roger ¿Qué haces aquí?

Roger: Pues, ¿Que parece?

Jimmy: Parece que te vas a ir y me dejarás solo, pero tu no eres así. Je je... no, no eres así... ¿no?

Roger suspira y se acerca a Jimmy:

Roger: Jimmy, creo que necesitas estar aislado de mi un tiempo. Tú sabes, no pensé que iba a decirte esto pero necesitas ayuda psicológica, en serio hermano.

Jimmy se enoja inevitablemente. Pero no obstante

Jimmy: ¿Sabes? Creo que olvidas tu buzo naranja...

Roger: Déjame ver... Uh, es cierto. Pero bueno, no lo necesitaré, supongo...

Jimmy: No colega, hace frío afuera. Ven te acompaño.

Roger, con poca confianza, sube y van a la habitación. Roger entra primero a la habitación y Jimmy intenta trabar la puerta sin mucho éxito, debido a sus nervios. Luego de dejar su ocupación por la misma, le da el buzo a Roger:

Jimmy: Ten, aquí esta tu buzo.

Roger: Gracias, supongo.

Roger, abandonando la sala, forcejea para abrir la puerta. Se desespera al ver que no puede hasta que aparece Jimmy. Armado con la AK-47 del robo al banco, Jimmy empieza a disparar a ciegas y para todos lados. Roger se oculta en la cama esperando a que algún disparo pegue cerca de la cerradura. Eso pasó. Roger rápidamente abre la puerta y escapa por el pasillo. Jimmy, al ver que Roger no estaba, sale de la habitación y sigue disparando, aún a ciegas. Un disparo rozó a Roger, que rápidamente se mete en una habitación.

Jimmy abre los ojos y no lo ve por ninguna parte, por lo que comienza a gritar:

Jimmy: Sal de donde estés jodido pedazo de mierda.

Roger aguarda oculto a un lado de la en la habitación en la que entró. Al levantar la vista, ve pasar a Jimmy que aún seguía gritando por su presencia. En el instante en que sigue de largo la entrada del cuarto en el que se escondía, Roger sale con todo sigilo. Jimmy seguía de espaldas, y Roger, armado de valor y de la pistola que le había robado a aquel ladrón, aprovecha el momento:

Roger: ¡¡¡Esto por Lance maldito hijo de perra!!!

Jimmy se da vuelta pero, antes de que tenga reacción, Roger dispara. Tres disparos impactan en su torso. Jimmy se desmaya y comienza a perder la conciencia. Roger se queda sin reacción, pero no le queda más opción que irse corriendo del lugar. Tirado en el piso y sin fuerzas, siquiera para pedir auxilio, Jimmy pierde la conciencia.


Tiempos de Cambio

Jimmy despierta. Está en una habitación con techo blanco. La explora con la vista y reconoce que está en un hospital. No recuerda nada de lo que pasó. De repente, ve una cara no conocida cerca de él. Jimmy se asusta:

Jimmy: ¡Ah! Pero ¿Quién cojones es usted?

Hombre: Estaba esperando a que despertaras, bella durmiente.

Jimmy: ¿Pero que cara...? ¿En donde estoy?

Hombre: Amiguito, estás en el Centro Médico de San Fierro.

Jimmy: ¿¿San Fierro?? ¿Y eso donde mierda queda? ¿Y quién eres tú?

Hombre: Ehh no hay tiempo para tantas respuestas. Iré a pedir que te den el alta.

Jimmy: ¿El alta? ¿Qué tienes en la cabeza? Siento que apenas me puedo mover y...

Hombre: Sé bien quién eres James, y sé que me servirás. Por mi parte, no puedo esperar a que empiezes a trabajar para mí.

Jimmy: ¿Pero qué mierda?

Jimmy suspira, se pone a pensar qué será de él desde el momento en que salga del hospital. No se le da bien la idea de estar en una ciudad que conoce, y menos de trabajar para alguien que no sabe quién es. Mantiene la calma, y se relaja para dormir.

Más tarde, Jimmy vuelve a despertar. Ve en un reloj de la sala que eran las 8:31 de la mañana. Quedándose tranquilo, vuelve a entrar el mismo hombre que vió cuando despertó el día anterior.

Hombre: ¡¡James!! Joder hombre, no creo que me sirvas mucho si duermes tanto.

Jimmy: Váyase al carajo, además, no trabajo para alguien que no sé quién es.

Hombre: James, creo que hay respuestas para todo. Pero cada una tiene un determinado tiempo para ser respondida. Ahora levántate, nos vamos de aquí.

Jimmy: ¿Qué? ¿Está loco?

Hombre: No vas a querer quedarte mucho tiempo más aquí, vamos levántate.

Jimmy se levanta con aquel hombre, aún desconocido. Salen del hospital y entran en su auto. El hombre se pone a manejar.

Hombre: Bueno James, prepárate para un largo viaje.

Jimmy: ¿Puede decirme quién carajo es, adonde estamos llendo y qué quiere de mi?

Hombre: ¡Ey! Paso a paso James. Mi nombre es Mike Toreno, estamos llendo hacia Tierra Robada y lo que quiero de tí, bueno, es una historia un poco más larga.

Jimmy: Podría adecuarse al viaje, ¿no lo cree?

Toreno: James, tú eres el hombre que estuve buscando. Alguien que pueda seguir mis reglas, alguien frío como el hielo. No consigo uno como tí desde hace 17 años, siendo bastante preciso.

Jimmy: ¿Tus reglas? Yo juego sin reglas

Toreno: ¿Sabes James? Sé que eso no es verdad. Yo estoy aquí para darte órdenes y tu estás aquí por el dinero, ¿no es así?

Jimmy: Continúa

Toreno: Tengo bastante información sobre tu amigo Roger y...

Jimmy: ¿Roger? ¿Donde está ese maldito hijo de puta?

Toreno: Tranquilo James, paso a paso.

Una vez llegan a Tierra Robada, Toreno estaciona en un rancho

Toreno: Bueno James, siéntete como en tu casa. Bueno, no exageremos. Duerme para mañana poder empezar a trabajar...

Jimmy: ¿Mañana? Ni siquiera es mediodía, creo que estoy listo.

Toreno: Esa es la actitud que quiero. Pero ¿sabes? Hace unas horas me dijiste que no te podías mover...

Toreno se pone a ordenar el escritorio mientras Jimmy comienza a hablar:

Jimmy: Mikey--

Toreno: ¿Mikey? Mikey me decían pocos amigos. Tú no eres un amigo, sólo vienes aquí por trabajo.

Jimmy: Bueno, Toreno. Cómo dijiste, vengo aquí por trabajo y no voy a esperar hasta mañana para poder empezar a hacerlo.

Toreno: Bueno, en ese caso, escucha: Necesito que vayas al Arco del Oeste a escoltar un intercambio. Asegúrate de que todo salga bien.

Toreno se sienta en el sillón del escritorio y se pone a probar un micrófono.

Jimmy: ¿Arco del Oeste? ¿Y eso donde queda?

Toreno empuja a Jimmy fuera del rancho:

Toreno: Vamos ve, no tengo todo el día. Si no sabes donde queda, pregunta a algún campirano de por ahí... deben servir para algo.

Toreno se dirigió hacia adentro del rancho, Jimmy insultó y tomó el auto de Toreno. Salió del lugar sin saber para donde manejar, se dirigió para el Norte y dobló hacia la derecha, cruzando un puente hacia un pequeño pueblo. Cuando se adentró en el mismo, se acercó a un campirano y le preguntó donde quedaba el Arco del Oeste. El peatón le señaló y le digo la ruta más corta. Quemando ruedas, Jimmy se dirigió hacia allí a toda velocidad. Una vez que llegó, estacionó un tanto lejos y se dirigió al lugar del intercambio. Lo reconoció ya que había varios hombres vestidos un tanto formales. Jimmy se dirigió a uno de ellos, quién se presentó como Jake:

Jimmy: Jake ¿eh?...

Jake: Si, Jake. Tú debes ser James, hombre de Toreno. Creo que necesitarás armas para esto, toma...

Jake le entrega una AK-47. Jimmy adquiere posición cuando llega un helicóptero.

Jimmy: ¡Jake! ¿Qué carajo hacemos ahora?

Jake: ¿Qué acaso Toreno no te dijo nada? ¡Tenemos que escoltar el intercambio!

Llegaron autos negros, quienes eran los que faltaban en el intercambio. Todo marchaba bien, cuando de pronto, dos helicópteros negros llegaron al lugar.


Jimmy: ¿Cuantos faltan para este intercambio?

Jimmy estaba confundido, hasta que, los pasajeros del helicóptero, abrieron fuego.

Jake: ¡Mierda! ¡Cúbranse!

Una lluvia de disparos. Todos en tierra comenzaron a disparar. Jake y los otros escoltas derribaron un helicóptero a tiros, pero otro seguía ahí, disparando hasta más no poder.

Jake: ¡Vamos vamos! ¡No dejen de disparar!

Jimmy estaba junto a Jake, quiénes los dos y otros escoltas más, se cubrían en los autos negros. Jimmy estaba un tanto entusiasmado disparando.

Jimmy: Je je... Hacía falta un poco de acción

Jake: Ja ja, ni que lo digas.

El segundo helicóptero estaba a punto de caerse...

Jake: ¡Si! Vamos no se detengan, ya lo derribamos y--

Jimmy: ¡¡Mierda Jake no!!

El Maverick negro, a punto de caer, dió un último disparo. Disparo que impactó en la cabeza de Jake, matándolo instantáneamente. El helicóptero terminó cayendo, explotando.

Los hombres que vinieron en los autos negros se fueron con lo que buscaban, al igual que los del helicóptero. Jimmy fue a donde había dejado el auto de Toreno y se marchó rápido al rancho. Cuando llegó allí:

Jimmy: ¡Mierda! ¿Estás loco?

Toreno: Eh, ¿Siempre dices eso cada vez que entras a algun lugar?

Jimmy: Hombre estás loco. Varios hombres tuyos cayeron y--

Toreno: ¿Hombres míos? Tú eres el único hombre mío. El único que trabaja para mí, los demás eran genios guardaespaldas.

Jimmy: ¿Guardaespaldas de quien?.

Toreno: James, ese no es el punto. Ten, toma el jodido dinero.

Jimmy recibe 10.000$ y, cansado, decide irse a dormir. Pero Toreno no se lo permite.

Toreno: ¿A donde crees que vas?

Jimmy: Pues a dormir

Toreno: ¿Dormir? Eso no existe aquí.

Jimmy: ¿Entonces que quieres que haga?

Toreno: Sigue trabajando, ten.

Toreno le explica un nuevo trabajo de recoger un paquete en Verdant Meadows. Jimmy, sin quejarse, va hasta allí a buscar el paquete. Más tarde se lo entrega a Toreno, quien le continúa dando un par de trabajos mas hasta que se pone el sol. Una vez que volvió del último trabajo, Jimmy va a dormir. Esta vez, Toreno no decide interponerse y deja que descanse. A la mañana del día siguiente, Jimmy despierta.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.