FANDOM


45px-DialogosD.png



Este es el diálogo de la misión Yu Jian. Huang Lee, después de ser atacado por unos desconocidos (Introducción), llega al restaurante de su tío Wu "Kenny" Lee, y le comenta acerca de lo sucedido.

Huang Lee entra en el restaurante, y de inmediato su tío Kenny viene a hablar con él.

Kenny Lee: ¡Huang! ¡Me dijeron que te habían matado!
Kenny Lee: Le doy las gracias a todo lo que es bueno que estás vivo.
Kenny Lee: ¿Qué ha pasado?
Huang Lee: Esperaba un par de bailarinas exóticas...
Huang Lee: ...y una mesa VIP en un club.
Huang Lee: En vez de eso me han tendido una emboscada, me han robado, y me han dejado por muerto, tío.
Huang Lee: Vaya bienvenida.
Kenny Lee: Igual que tu padre. Un hedonista, no un trabajador.
Kenny Lee: Son tiempos peligrosos, Huang, pero nos ocuparemos de esos asesinos.
Kenny Lee: ¿Tienes la espada?
Kenny Lee: ¿Tienes la Yu Jian?
Huang Lee: Creo que los asesinos se la llevaron.
Huang Lee: Eso, o la tiene alguno de tus inútiles guardaespaldas.
Kenny Lee: No te pongas chulito conmigo, mocoso.
Kenny Lee: Le había prometido regalarle la Yu Jian a nuestro jefe, Hsin Jaoming.
Kenny Lee: Iba a ganar su favor con eso, quizá incluso garantizar mi posición...
Kenny Lee: ...como su sustituto cuando se retirase.
Kenny Lee: Su pérdida daña irreparablemente mi posición.
Kenny Lee: ¡Mi honor está mancillado!
Huang Lee: ¿Mancillado? Tío, que estamos en 2009, no en 1403.
Huang Lee: ¿Ibas a regalar la espada? ¡Pero si lleva generaciones en nuestra familia!
Kenny Lee: No me cuentes gilipolleces. Tu padre la ganó en una partida de cartas.
Kenny Lee: Al regalársela a Hsin, me habría convertido en el jefe de las tríadas en Liberty City.
Kenny Lee: Huang, tu padre era un buen hombre, pero ahora está muerto. Ahora mando yo.
Kenny Lee: Tengo que hacer lo que le conviene a la familia, aunque vaya contra nuestras tradiciones...
Kenny Lee: ...y mis deseos.
Kenny Lee: Te he preparado un apartamento. Descansa allí un poco.
Kenny Lee: Volveremos a hablar pronto, en cuanto ambos nos hayamos calmado. La pena puede ser muy turbadora.
Huang Lee: Y también que te disparen en la cabeza y que casi te ahoguen.

Una vez terminan de hablar, Huang va hacia su nuevo apartamento y termina la misión.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.