FANDOM


45px-DialogosD.png



En el bar de JD

Toni: ¡JD!

JD: Toni, gracias a Dios que has venido. Estoy sudando más que mi tío en un patio de recreo. ¡Me voy a volver loco! ¿Qué vamos a hacer?

Toni: ¿Con qué?

JD: Ay, Dios. No me lo puedo creer... Me va a cortar las pelotas. ¡Y las colgará en la pared! Y no necesariamente en ese orden.

JD: ¡Dios! Me siento como el día que el FBI me registró el disco duro. Ay, el corazón me va a mil. ¿Tienes un Bellium? ¿O un Rohiphop? Lo que sea...

JD: No, no... De eso ya voy hasta el culo...

Toni: Pero, ¿que te pasa?

JD: Ay, Dios, no me lo puedo creer... ¿Por qué yo? ¡Yo no tengo la culpa! Pero con eso de Salvatore, los de antivicio me la meterán doblada.

JD: Dios, va a ser peor que aquellas acusaciones por abuso de menores. ¿Has estado alguna vez en la trena por abuso de menores, tío?

JD: ¡Pero si la tía ya tenía los 18! ¡Dios! Esto va a ser peor.

Toni: (enojado) Escucha, tarado chupapollas. Por el amor de Dios, ¿qué pasá?

JD: Se trata de Salvatore. Lo han secuestrado cuando salía del club.

Toni: ¿Y por qué no me lo has dicho, en vez de contarme tanta chorradas? Vamos.

Al salir del bar

JD: ¡Es uno de los tipos que se llevaron a Salvatore!

Toni coge un vehículo y sigue al secuestrador hasta su destino.

En el garaje

Sindacco #1: ¿Y él donde está? ¿En el maletero?

Sindacco #1: Bien. Nos lo llevamos a la trituradora. El jefe lo quiere más plano que una pizza.

Toni salva a Salvatore de los secuestradores y lo lleva a su mansión.

En la mansióm Leone.

Sal: ¿Qué manera de conducir es esá? ¿Intentabas matarme?

Toni: Sr. Leone. Jefe, lo siento. ¿Que puedo decirle?

Sal: ¡Hijos de la grandisima! ¿Creen que pueden hacerme esto a mi?

Sal: ¡Les voy a sacar los ojos! ¡Esto no va quedar asi! Por los clavos de Cristo, Toni. ¡Me has salvado! ¡Llámame Sal!

Misión cumplida.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.