FANDOM


45px-DialogosD.png



Las siguientes líneas corresponden a los diálogos que aparecen en la misión Momma's Boy de Grand Theft Auto: The Ballad of Gay Tony que es otorgada por Adriana Yanira López a su hijo.

Diálogos

Llegando a casa de mamá

Dentro de la casa de Adriana Yanira López, la madre de Luis López, se le encuentra sirviendole café a Mr. Santo.


Nota Nota: Las letras en gris significan que el personaje esta hablando en Español
  • Adriana: Aquí esta su cafecito
  • Santo:Gracias
  • Adriana: ¿Quieres azúcar?
  • Santo: No

Entra Luis a la casa.

  • Luis: ¡Mami, soy yo!
  • Adriana: Eh. Luis, he, hijo, ¿Quieres un cafecito?
  • Luis: Si, un "Chin"
  • Adriana: Un "Chin".
  • Adriana: Luis, éste es el Sr. Santo.
  • Luis: ¿Qué pasa?
  • Santo: Eh, como tú madre no ha puesto fotos tuyas en la pared, no te había reconocido.
  • Luis: Ya, supongo que no tiene ninguna.
  • Santo: Ahora que lo dices, supongo que las fotos policiales no quedan bien al lado de las fotos de la graduación.
  • Luis: Eh, ¿quién coño eres?
  • Adriana: Bueno, es complicado.
  • Adriana: El Sr. Santo es un hombre de negocios...
  • Santo: No es tan complicado cuando lo piensas.
  • Santo: Verás, tu madre ha estado cometiendo el típico error norteamericano.
  • Santo: Ha estado viviendo más allá de sus posibilidades.
  • Luis: Eh, tronco, sé más respetuoso cuando hables de mi madre, tío.
  • Santo: Soy muy respetuoso. Me cae bien.
  • Santo: Es una buena mujer.
  • Santo: Si no me cayese bien, a estas alturas ya habria quemado éste edificio.
  • Luis: Mami, podrías haberme pedido el dinero a mí.
  • Adriana: Pero, ¿qué habrías hecho para conseguirlo?
  • Luis: Ya, pero no se lo habría pedido prestado a un cacho mierda como éste.
  • Santo: Eh, cuidado, chaval. Podría hacer que te maten.
  • Luis: Oh, qué miedo me das, cabronazo, ¿eh?
  • Luis: ¿Cómo puedes conciliar el sueño haciendo de usurero con mujeres mayores?
  • Santo: Oye. Ella me llamó, ¿vale? Son negocios.
  • Santo: Ofrecemos un servicio, ella conocía las reglas.
  • Santo: Debería haber leído la letra pequeña.
  • Luis: Menudo cacho mierda estás tú hecho.
  • Santo: Soy un hombre de negocios, y créeme, podría haber sido peor, amigo mío.
  • Santo: Ahora, cálmate, coño. Tu madre me habló de ti.
  • Santo: A lo mejor puedes ayudar a pagar la deuda de tu madre, así este edificio no tendrá que acabar en llamas.
  • Luis: Ya, vale.
  • Mr. Santo: Bien, pues vamos. Como siempre, es un placer verla, Sra. López.
  • Adriana: Luis, ten cuidado.
  • Luis: Ya, mira quién habla.
  • Adriana: No deberías juzgarme, Luis López. Eres como tu padre.

Luis y Santo se van.

De camino al L.C. Cage Fighters

Santo y Luis salen del apartamento. Ambos caminan.

  • Mensaje del juego: Sigue a Santo.
Nota Nota: Primer diálogo posible.
  • Santo: Hablaremos mientras andamos.

Se ponen a caminar.

  • Santo: Vas a volver a luchar por dinero.
  • Luis: Lo siento, tronco, pero ya no hago eso.
  • Santo: Te vi hace algunos años.
  • Santo: Podrías haber sido alguien si no te preocupase tanto tu cara bonita.
  • Luis: Gracias, pero no lo dejé por eso.
  • Santo: Pues vas a volver.
  • Santo: Creo que eras lo bastante malo como para que nadie sospeche cuando te dejes tumbar.
  • Santo: Ganas a los dos primeros rivales que te ponga y te tiras con el tercero.
  • Luis: Joder, tronco.
  • Luis: Mierda, tronco. No esperaba volver allí otra vez.
  • Luis: Tío, seguramente hay tipos en el mundillo que todavía me recuerdan. Si es que no están ya para el arrastre.

Ambos se meten en el L.C. Cage Fighters. Bajan las escaleras.

  • Luis: ¿Y qué pasa si me acostumbro a ganar?
  • Santo: Entonces tu mamá tendrá que acostumbrarse a mis visitas y a que no sea tan amable como siempre.

El hombre de las apuestas se acerca.

  • Hombre: Santo, que tu luchador se vista y venga a pelear.

Luis va a vestirse.

Nota Nota: Fin primer diálogo.
Nota Nota: Segundo diálogo posible.
  • Santo: No nos hace falta transporte, vamos cerca.

Se ponen a caminar.

  • Santo: Buenas noticias, te he sacado de tu retiro. Ahora eres un luchador.
  • Luis: ¿Entonces tengo la oportunidad de darte una paliza?
  • Santo: Pues no, niño bonito. Te he preparado un torneo. Vas a ganar a los dos primeros.
  • Santo: Luego voy a apostar contra ti y vas a dejar que tu tercer rival te gane.
  • Luis: Mierda.
  • Luis: Lucha en Jaula L.C. Mierda, tronco. He pasado bastante tiempo en este sitio.
  • Luis: Igual que tú debes de haber pasado bastante tiempo en los asilos de ancianos y las iglesias tratando de timar a las viejas.

Ambos se meten en el L.C. Cage Fighters. Bajan las escaleras.

  • Luis: ¿Y si no quiero tirarme?
  • Santo: Escucha, tío. Mandaste una prometedora carrera a la mierda para seguir a un mariquita rico. Ahora no te hagas el orgulloso.

El hombre de las apuestas se acerca.

  • Hombre: Es hora de que tu luchador se luzca, Santo. Que se cambie y vaya al ring.

Luis va a vestirse.

Nota Nota: Fin segundo diálogo.

Las peleas

Aparece el hombre de las apuestas.

  • Hombre: Venga, sin apuestas no hay diversión.
  • Hombre: Las posibilidades de ganar son buenas. Hagan sus apuestas.
  • Hombre: Hagan sus apuestas. Hagan sus apuestas.

La cámara enfoca al ring.

Las dos primeras

Sale el primer luchador.

  • Primer luchador: No es tan duro.

Luis lo vence y sale el siguiente luchador.

  • Segundo luchador: Veamos si puedes con esta ronda.

Santo vociferará las siguientes frases.

  • Santo: Has subir las apuestas, López.
  • Santo: No dejes que arruine tu bonita cara.
  • Santo: ¡Jódelo!
  • Santo: Tú mamá querría que ganases.
  • Santo: No pierdas, so puta.
  • Santo: Que no te dé en la cara.

Luis derrota a los dos luchadores.

Pelea final

Entra el último luchador.

  • Tercer luchador: Te voy a dar una paliza con toda calma.

Santo vociferará las siguientes frases.

  • Santo: Apuesto contra ti, López.
  • Santo: Deberías haberte mantenido lejos de las peleas, putita.
  • Santo: Encájalo como un hombre.
  • Santo: ¡No te esfuerces demasiado!
  • Santo: Llevo tres años esperando.

Luis gana o pierde la pelea.

En caso de perder la pelea

La despedida de Santo

Luis se topa con Santo a la salida.

  • Santo: Eh, tío. Hiciste lo correcto.
  • Santo: Da gusto ver como un hombre como tú se traga su orgullo por su madre.
  • Luis: No te acerques a ella, ¿vale? Ya tienes tu dinero. Hemos terminado.
  • Santo: Escúchame.
  • Santo: Yo ayudé a tu madre cuando tú no estabas.
  • Santo: Creo que has debido de perder algunas neuronas en esa pelea.
  • Luis: Si vuelvo a verte, te mato, tronco. Me largo.

Luis se va.

Llamada a Adriana

Luis llama a Adriana.

  • Luis: Me tiré en una pelea por ti, mami. Ya no le debes dinero a ese tipo.
  • Adriana: ¿Cómo que te tiraste? ¿Te dejaste ganar?
  • Adriana: Dices que eres alguien importante y ni siquiera puedes ganar una pelea por tu madre.
  • Luis: Perdí la pelea por ti, mami.
  • Adriana: Yo no te pedí que perdieses ninguna pelea. No quiero perdedores en la familia.
  • Luis: ¿Sabes? Olvídalo, ma. Solo deja de pedir dinero prestado. Hasta luego.

Luis cuelga.

En caso de ganar la pelea

La discusión

Luis sale, Santo lo espera, furioso y lo interrumpe.

  • Santo: ¿Qué coño?
  • Santo: ¿Sabes cuanto dinero había apostado en esa pelea? ¿Eres demasiado tonto de los cojones para saber cuando rendirte?
  • Luis: Supongo que debo serlo.
  • Santo: Estás muerto, tío, joder. Y a tu puta madre la voy a quemar también.
  • Luis: (enfadado) No lo creo, tipo duro.
  • Luis: Este jueguecito se ha terminado para ti.

Luis se pone en posición para pelear.

Acabando con Santo

Santo saca un cuchillo y ataca a Luis.

  • Mensaje del juego: Mata a Santo.

Santo vociferará las siguientes frases.

  • Santo: Piensa en lo que le va a pasar a tu mamá.
  • Santo: Esa puta zorra va a arder.
  • Santo: Puto cabrón de mierda.
  • Santo: Me has costado un montón de dinero.
  • Santo: ¿Por qué fuiste tan orgulloso?
  • Santo: Me consideras un tipo duro ahora.

Luis le quita el cuchillo a Santo y lo mata a puñaladas.

Llamada a Adriana

Luis llama a Adriana.

  • Adriana: Hijo mío, ¿qué has estado haciendo?
  • Luis: Ocupándome de lo tuyo, ma. Ese tipo no volverá a molestarte. No te preocupes por ello.
  • Adriana: ¿Así es como le hablas a tu madre? ¿Te crees alguien especial?
  • Adriana: ¿Cómo un jugador de béisbol? ¿O un mafioso?
  • Luis: Mami, no era mi intención.
  • Adriana: Organizas fiestas, Luis, ¿eres un portero?
  • Adriana: No te des humos conmigo porque sé a qué te dedicas.
  • Luis: ¡Tú qué vas a saber, mami! La gente más importante del mundo viene a nuestros locales y yo me relaciono con ellos.
  • Luis: Soy alguien y cuido de ti. Iré a verte pronto, ¿vale? Adiós.

Luis cuelga.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.