FANDOM


45px-DialogosD.png



A continuación se muestran los diálogos de la misión Ladies Half Price, siendo encomendada por Tony Prince a Luis López en el transcurso argumental de Grand Theft Auto: The Ballad of Gay Tony.

En el Maisonette 9

Aparecen en escena Roman Bellic y Brucie Kibbutz[1], y ambos se dirigen al Maisonette 9.

  • Roman: Vale, si vamos en confianza, no lo pasaremos bien.

Roman y Brucie están a punto de entrar pero Dessie lo impide.

  • Dessie: Eh, ¿estáis en la lista?
  • Roman: No. Brucie: Sí.
  • Dessie: Entonces no podéis pasar.
  • Brucie: Eh, espera un minuto, tío, somos gente relativamente importante. ¡Vamos a entrar, tronco!
  • Dessie: Me importa un cojón quien te creas que eres. No podéis pasar.
  • Roman: Venga, tío. Soy un VIP. Venimos aquí muchísimo.

Aparece Luis López y está a punto de entrar al club.

  • Luis: Hola, Dess.
  • Dessie: Hola, tío.
  • Luis: ¿Está Tony?
  • Dessie: No le he visto.

Brucie reconoce a Luis y le habla.

  • Brucie: ¡Eh, tío! ¡Luis! Tronco, ¿puedes dejarnos pasar?
  • Luis: Eh, Brucie. Sí, claro. Dessie, déjalos pasar.
  • Brucie: Gracias, tío.
  • Roman: Tranquilo. Tranquilo.

Luis, Brucie y Roman entrar al club.

  • Roman: ¡Tío, esta noche voy a ver vaginas!
  • Luis: Has entrado con una, tronco.
  • Roman: ¿Qué?
  • Luis: Olvídalo, tío.
  • Roman: Eh, voy a por un par de bebidas.

Brucie asiente.

  • Roman: Claro.
  • Luis: Me alegro de veros, tíos. Hay algo de lo que tengo que ocuparme.

Luis está a punto de irse pero Brucie lo detiene.

  • Brucie: Espera un momento. ¿Puedo decirte algo, tío? Escucha sólo quiero decirte que... mira, el modo en que te ocupaste de Mori, tío. Te estoy muy agradecido. Gracias.

Comienzan a entrar al club algunas mujeres atractivas.

  • Luis: Eh, emmm, ni lo menciones, tío. A no ser que quieras que me lo cargue...
  • Brucie: Puede... tío, tú eres como yo... sí. Eso es, eres un lobo solitario. Un aventurero. Duro, pero con lado sensible.
  • Luis: En realidad no, tronco. Me gusta matar por dinero.
  • Brucie: Sí, ya lo sé, pero es que tú... o sea, ya sabes... yo... yo... era...

Brucie se acerca lentamente a donde está Luis y éste malinterpreta su cercanía.

  • Luis: ¿Qué te pasa, tío? (Empujándolo).
  • Brucie: ¡Nada! No quería decir nada. No so gay.
  • Luis: No te preocupes. Pero no lo vuelvas a hacer, tío.
  • Brucie: Eh, anoche me follé a tres tías. Una de ellas no podía ni andar. O sea, después. Antes sí que podía. No estaba en una silla de ruedas. Mira, solo quería comprobar que no eras gay, tronco.
  • Luis: Sin problema, tío. Tengo que irme.
  • Brucie: Eh, oye...

Aparece Tony Prince e interrumpe.

  • Tony: Luis, tío, venga. Tenemos que irnos. ¡Vamos!

Luis y Tony se dirigen a la entrada.

  • Brucie: Vale, tío. Paz, tronco. (Haciendo señales de paz)

Mientras se dirigen a la entrada Luis le comenta unas cosas a Tony.

  • Luis: Gracias a Dios que has aparecido, tronco.
  • Tony: ¿Cómo?
  • Luis: Nunca imaginé que verte haría que las cosas fuesen más heterosexuales.
  • Tony: Voy a fingir que no he oído eso, cariño.
  • Luis: Sí, probablemente sea lo mejor.

Luis y Tony salen del club.

  • Tony: Llévanos a la Lonja.

Camino al intercambio

Luis y Tony suben a su auto y se dirigen al muelle 45.

  • Luis: ¿Qué pasa, Tony?
  • Tony: Vamos a por Gracie. La llevaremos a casa.
  • Luis: ¿La vamos a traer a la fuerza o será un asunto tranquilo?
  • Tony: Dios, eso espero. Les vamos a dar los diamantes por ella, así que será mejor que se porten bien.
  • Luis: Mierda. Espera. No tan rápido, tío. ¿Qué tienen que ver los diamantes con Gracie? ¿Qué coño tenemos nosotros que ver con Gracie? ¿No debería ser su padre el que se ocupe de esto?
  • Tony: Al parecer los secuestradores han pedido los diamantes y nosotros no tenemos muchas opciones, tú ya me entiendes.
  • Luis: Genial. Mafiosos cabreados, secuestradores, maníacos. Suena como otro día de diversión.

Luis y Tony llegan al muelle y suben a lancha que se encuentra ubicada. Una vez ahí, se dirigen a la isla de carga.

  • Tony: El intercambio es en la Isla de Carga. Ellos van por tierra y nosotros por mar.
  • Luis: Tony, tío, esos diamantes...
  • Tony: ¿Qué les pasa?
  • Luis: Tío. Ray Bulgarin dice que son suyos y tiene recursos importantes. Quizá deberíamos pensar en dárselos.
  • Tony: Tenemos dos opciones, Lu. Si se los damos al ruso, Ancelotti nos matará. O se los podemos dar a los secuestradores. Gracie se salva y nos arriesgamos con el ruso.
  • Luis: Vale, tío. Parece que lo tienes todo calculado.
  • Tony: No tengo nada calculado. La mitad de la ciudad quiere matarme, pero tendrán suerte de poder intentarlo, porque seguro que me da un infarto antes.
  • Luis: Tranquilo, Tony.

Intercambio

Luis y Tony se acercan al punto de reunión.

  • Tony: Es hora de arruinarnos.

Al llegar, salen del bote y suben a la isla, cerca del punto acordado.

  • Luis: Última oportunidad, Tony. ¿Seguro que quieres entregar esto?
  • Tony: Claro que estoy seguro. Su padre nos matará si no lo hacemos.
  • Luis: Sí, así es más sencillo y simple.
  • Tony: Sí, eso me aclara mucho las ideas.

Luis y Tony llegan al punto acordado. Ahí, se encuentran Gracie y los secuestradores, Niko Bellic y Patrick McReary.

  • Tony: Gracie, ¿estás bien?

Gracie responde con un quejido.

  • Tony: Esos mamones no te han herido, ¿verdad?
  • Patrick: No puede hablar, tiene una mordaza.
  • Tony: Devolvedla, animales. Ya ha sufrido bastante.
  • Patrick: Entregad la mercancía.
  • Tony: Entregad a Gracie. Estoy aquí por ti, cariño.
  • Patrick (Alterado): Entregad la puta mercancía.
  • Niko: Vale, calma. Los dos.
  • Luis: Oye. Ponemos los diamantes en el medio. Retrocederemos. Entonces vosotros andáis a la chica. Nos vamos y cogéis la mercancía. ¿Entendido?
  • Niko: Claro. Mostradnos la mercancía.

Tony y Patrick comienzan con el intercambio; Tony deja los diamantes en el suelo.

  • Tony: Vuelve conmigo, cariño.

Niko mira a Packie.

  • Niko: Déjala ir.

Patrick libera a Gracie y ésta vuelve con Tony. Momentos después, Tony toma varias de sus pastillas mientras se están yendo. Después desatan a Gracie.

  • Luis: ¿Estás bien?
  • Gracie: Joder. Mierda. Joder. Joder. Joder.
  • Luis: Nena, ¿estás bien?
  • Gracie: ¿Por qué coño no los mataste, joder?
  • Luis: ¿Eh?

Momentos después, llega un mafioso y los interrumpe.

  • Mafioso: ¡Tú!
  • Tony: Joder.

Luis le dispara con una pistola, ya que a lo lejos se puede escuchar un tiroteo.

  • Luis: ¡Vamos, vamos!


La huida

Tony y Gracie escapan hacia la lancha y Luis le dispara a otro mafioso que intenta sorprenderlos pero falla.

  • Luis: ¡Joder! ¡Abajo!

Tony, Gracie y Luis suben a la lancha y logran hacer que marche, pero el mafioso logra sujetarse a la parte trasera de la lancha.

  • Gracie: Sava a este puto tío de nuestra lancha.
  • Luis: Venga, lo intento, ¿vale?
  • Gracie: Tony, eres pátetico de cojones. ¡Echa a ese cabronazo de nuestra lancha!
  • Luis: No puede oírte, nena. Tony está en su propio mundo.
  • Gracie: ¡Dame una puta pistola! ¡Quiero una jodida pistola!

El mafioso es asesinado, de tal modo que suelte la lancha y su cadáver quede en el mar.

  • Gracie: Se ha soltado. Ahora da la vuelta y cárgate a los cabrones que me secuestraron, mariquita. Estúpido portero de mierda, vuelve y cárgate a los tipos que me secuestraron.
  • Luis: Gracie, vas a tener que cerrar el pico de una puta vez. No tenemos que hacer esto por ti.
  • Gracie: Eres un puto chiste. La vieja reinona y tú vais a estar en apuros cuan...

Luis rápidamente le da un golpe, dejándola noqueada.

  • Tony: Eh, musculitos, no le pegues a las damas.
  • Luis: No habla como una dama, Tony. Iba a hacer que nos matasen con la forma en la que se comportaba.
  • Tony: Debería haberle dado algunas pastillas. Pero, uy, ¡ja, ja! Me las tome yo todas.
  • Luis: Duérmete, tío.

Final

Los tres logran llegan al muelle 45.

  • Tony: ¿Qué pasa?
  • Luis: Gracie está sana y salva graicas a ti, Tony. Espero que valiese dos millones.
  • Tony: ¿Le has pegado, verdad?
  • Luis: Tuvo un pequeño accidente en la lancha. Asegúrate de que lo entienda su padre. No quiero volver a verla.
  • Tony: Vale, marinero. Hasta luego.


Tony se va en la lancha con Gracie, la misión finaliza, Luis recibe $500, y se desbloquea la siguiente misión, Yusuf's Super Drop Diamond Car.

Referencias

  1. Ambos personajes principales de Grand Theft Auto IV; esto justificaría parte los gastos de Roman con el dinero que gana su primo.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.