FANDOM


«Soy joven, soy rico y estoy drogadísimo»

~ Brian Meech

Brian Meech (1979 - ?) es un personaje de la saga GTA, que aparece como aleatorio de Grand Theft Auto IV. Adicto a la cocaína, adinerado y feliz con el sistema capitalista, Brian le encargará a Niko Bellic, llevarlo a comprar droga o a pagarle el dinero que le debía a varios traficantes. Finalmente Brian decide rehabilitarse y, se compromete.

Características

Tiene 29, es joven, alto, delgado y de aspecto apuesto. Tiene ojos azules y nariz respingada, sus orejas son grandes y, de vez en cuando, deja ver su cabello castaño. La descripción física de Brian varía según sus apariciones. Durante la primera vez que habla con Niko, tiene enormes ojeras negras en los ojos, y está muy alocado por haberse drogado recientemente. En la segunda, está mucho más deteriorado, hasta el punto de que las ojeras se intensifican y le aparecen diversos cortes en las mejillas, demostrando problemas dermatológicos causados por la droga. Viste jeans negros, una chaqueta deportiva azul y camisa roja. Casi siempre lleva una gorra verde cubriendo su cabello. Esta, al no ser parte de su skin, no aparece cuando Brian este´dentro de un carro. Se puede apreciar que su cabello es castaño muy corto y que tiene un curioso corte de cabello, con la parte trasera de la cabeza afeitada.

Respecto a la personalidad, Brian es engreído e hipócrita. Se sabe que tuvo muy buenos estudios y que se graduó con honores estudiando derecho, pero que cometió un par de errores y comenzó a fumar droga y a venderla, esto no solo lo afectó mentalmente sino que llegó al punto de deformarlo un poco físicamente y hacerlo perder sueño. Brian compraba drogas a los traficantes y luego las vendía, cosa un tanto riesgosa. Es paranoico, ya que teme que Niko aparezca un par de veces en un Automóvil de la policía. Al final, desea rehabilitarse y lo hace. Según le cuenta a Niko antes de irse a un centro de autoayuda, le propuso matrimonio a una chica y ella aceptó.

Historia

Grand Theft Auto IV

Liberty City, 2008

El regalo de Benjamín Franklin

Luego de haber escapado de unos Albaneses, Niko lo ve cerca de la empresa de Taxis de Roman, preguntándole a la gente, cada tanto, si quiere comprar droga. Niko se le acerca y luego de cruzar algunas palabras, Brian le regala $100 dólares. Para el segundo encuentro, está fumando crack, y para el tercero, está bailando, pues ahora es un hombre limpio.

El trato de drogas

Niko encuentra nuevamente a Brian, cerca del apartamento de Roman en Crockett Avenue, Playa de Hove, Broker. Brian se ve aún más demacrado que antes. Niko lo reconoce y lo saluda, recordándolo como "el camarada bromista".

Brian le pregunta a Niko si le interesa la idea de ganar dinero rápido y le pide que vayan por un vehículo. Niko y Brian se suben a uno y van al encuentro. Por el camino Brian dice que va a comprar una droga llamada "la roca más grande del mundo" en Masterson Street.

En el camino, Brian explica que tuvo problemas con la policía hace poco, por lo que debe andar con cuidado, teniendo miedo cada vez que ve un coche patrulla por la calle o que se detenga cerca suyo. En Masterson Street, frente a un callejón, Brian se baja y se pone a conversar un poco con sus colegas traficantes, los Money Over Bitches, los cuales le pasan la droga y aceptan el dinero, diciéndole a Brian que es, sin lugar a dudas, la mejor inversión que ha hecho en su vida. Brian da las gracias y se retira del lugar. Los traficantes se dan cuenta de que la policía los observa, por lo que escapan. Brian y Niko no deben preocuparse, pues la patrulla persigue a los otros y no se fijan en ellos.

Brian le pide a Niko que lo lleve a Wappinger Avenue. Brian le comenta emocionadamente a Niko que su piedra de droga es tan grande que parece un peñazco. Al llegar a su apartamento se despide de Niko, dándole $200.

Rehab Brian
El último favor y el final

Al final, Niko vuelve a encontrarse a Brian en la intersección de Mohawk Avenue con Dillon Street. Brian está mucho menos deteriorado y se encuentra bailando de felicidad. El joven traficante sorprende a Niko, saludándolo. Ambos tardan un momento en reconocerse y Brian le explica que, en el tiempo que ha pasado desde aquel trato de drogas anterior, se ha reformado y ha decidido dejar las drogas. Niko lo felicita y le da unas palmadas en el hombro. Brian sigue hablando de como ha dejado de ver las cosas malas y ahora solo nota las oportunidades. Niko le dice que tenga suerte y se marcha.

Sin embargo, Brian lo detiene pocos segundos después y le pide que le haga un último favor. Ya que ha dejado por completo las drogas, ahora acude normalmente a un centro de rehabilitación, y debe pagar el dinero que les debe a los traficantes, ya que en rehabilitación le dieron un programa cuyo paso número nueve era alejarse por completo de las personas con las que tenía los tratos y que se drogaban. Ha concretado una última reunión con los traficantes en Asparagus Avenue, y llega tarde.

Brian le pide a Niko que le haga el último favor de llevarlo a Asparagus para que pueda al fin pagarle por lo que le hizo y luego marcharse a rehabilitación, ya que teme caer en la tentación si vuelve a hablar con sus colegas traficantes. Niko acepta.

Niko consigue un coche y ambos se marchan. En el camino, Brian menciona que tiene educación de la Ivy League, y que no puede juntarse con cualquiera, ya que tiene principios. Niko le dice, no muy convencido, que tiene razón. También le explica que le pidió a su patrocinador, el que le financia el programa, que lo acompañe, pero él le dijo que era algo que tendría que hacer solo. Además, debía pagar a los que hizo daño con su venta de drogas, entre ellos Niko, ya que "ocupó parte de su tiempo" en llevarlo al trato de drogas. También menciona que se ha comprometido con una mujer. En Asparagus, Brian se baja a hablar con los traficantes.

Los dos traficantes comienza a golpear a Brian con bates de béisbol, tumbándolo. Niko se acerca al lugar a ayudar a Brian. El traficante le pregunta si también quiere hacer amigos y se dispone a matarlo. Niko puede elegir si los mata o si simplemente los amenaza con armas de fuego. En caso de hacer esto último, los traficantes huirán asustados por el callejón. Brian se levanta, pidiéndole a Niko que lo lleve a su apartamento en Wappinger Avenue y agradeciendo que estuviera allí, ambos regresan al coche.

En el apartamento, Brian le da por última vez las gracias a Niko y le da $500. Antes de irse, menciona que le agradece todo, pero que ya no pueden verse, pues debe cortar cualquier lazo con el crimen.

Residencia

Apartamento de Brian Meech

Brian solo tiene una residencia conocida en la historia, la cual aparece en sus últimos dos encuentros. Está algo lejos de la zona en la que Niko lo ve, lo cual es un tanto extraño.

  • El apartamento de Brian está en Wappiger Avenue, Broker. Es un edificio de cinco pisos, con un salón de belleza en la planta baja. Brian le pide a Niko que lo lleve en coche a ese lugar en su segundo encuentro, tras haber realizado un negocio, aunque ahí no describe el sitio como su casa, sino el sitio donde se ha quedado, cabiendo la pequeña posibilidad de que no viviera allí. En el tercer encuentro si llama "casa" al lugar, Niko lo lleva al apartamento por última vez en dicha ocasión. A partir de entonces, Niko no regresará nunca y no volverá a ver a Brian, por lo que el apartamento pierde su importancia en la historia.

Base de datos del LCPD

Brian meech

Misiones en las que aparece

Curiosidades

  • Aparecer en un Automóvil de la policía en los encuentros dos y tres, hará fracasar la misión.
  • Una curiosidad es que en el segundo encuentro en el 1er diálogo, después de llevarle a ver a los traficantes, hace una referencia a Indiana Jones: En busca del Arca Perdida.
  • Es muy parecido a Patrick McReary.
  • En los encuentros dos y tres al dejar a Brian al apartamento, en la escena final saldrá sin su gorra.
  • Su casco se parece a uno que Niko puede usar, solo que el suyo tiene la visera más transparente.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.